ELIMINAR AZÚCARES O ELIMINAR GRASAS


grasas vs carbs

 

Los hermanos gemelos Chris y Alexander Vann Tulleken, decidieron realizar un experimento para ver qué dieta funcionaba mejor: La Dieta baja en Carbohidratos o la Dieta baja en grasa.  

Durante el experimento que tuvo una duración de un mes se sometieron a evaluaciones médicas y análisis clínicos.

Chris podía comer todo tipo de carbohidratos pero tenía que eliminar las grasas, mientras que Alexander podía comer carne, pescado, huevos, quesos y embutidos pero evitaba el consumo de frutas, verduras y cereales.

Chris vivía con hambre y ansiedad y necesitaba estar picando durante el día, debido a que el exceso de azúcar en la sangre le provocaba  un aumento en la producción de insulina con la  subsiguiente bajada de azúcar en sangre. Mientras  que Alexander no tenía hambre pero se sentía lento cansado y padecía de dolores de cabeza y su aliento era terrible.

 

Alexander bajo un poco más de peso que Chris, bajo 9 libras en un mes pero también perdió más músculo y agua y todas las actividades físicas le costaron más trabajo realizarlas, literalmente se sentía agotado en las pruebas de ciclismo. Mientras que Chris tenía más energía durante las competencias pero nunca se sentía satisfecho y vivía con ansiedad por comer.

La conclusión a la que llegaron es que ninguna de las dos dietas era buena ya que no podían seguirlas por el resto de sus vidas.

De acuerdo a las investigaciones del Dr. Jenn Nasser, profesor de nutrición de Drexer University, el problema del sobrepeso está en el consumo de alimentos altos en grasa y azúcares que al combinarse aumentan los centros de recompensa del organismo provocando adicción, como las papas fritas, helados, churros y chocolates.

Y también en el consumo de grasas trans, grasas industrializadas muy dañinas para el organismo, como la manteca vegetal y la margarina que se encuentran en productos de panadería  como bisquets, galletas, pan dulce, así como en tamales, tortillas de harina  y crema en polvo para el café.

También recomienda evitar el consumo de alimentos altos en grasas animales y sal, como embutidos, alimentos fritos, carne seca o camarón seco, gravys, salsa de soya.

Busca reducir el consumo de consomé en polvo y sal; para dar sabor a los platillos los puedes sustituir por verduras deshidratadas o algas marinas.

Si queremos bajar de peso y mantenernos sanos y delgados la clave está en elegir alimentos naturales como frutas, verduras, cereales integrales, leguminosas, carnes magras, pescados y semillas  en las cantidades adecuadas a tus necesidades físicas que dependen de tu estatura, perfil genético y actividad física .

Con los nuevos avances de la Nutrición y la Bioenergética se pueden detectar tus necesidades de vitaminas y minerales, tu perfil genético y hasta cuáles alimentos te impiden bajar de peso y diseñarte una dieta personalizada que se convierta en un estilo de vida.