EN ESTE TIEMPO DIFÍCIL, MUY IMPORTANTE FORTALECER NUESTRO SISTEMA INMUNE


foto sistema inmune

 

EN ESTE TIEMPO DIFÍCIL, MUY IMPORTANTE FORTALECER NUESTRO SISTEMA INMUNE

Una alimentación balanceada, rica en frutas y verduras puede proporcionar todos los nutrientes que necesitamos para defenderos de enfermedades como el Covid-19.

 

Estamos enfrentando una pandemia, y el concepto de fortalecer el sistema inmunológico para protegernos del  SarsCov-2 y otros agentes infecciosos, ha tomado gran importancia. Se habla de consumir vitaminas C y D, de comer muchas frutas y verduras e ingerir suplementos como selenio. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

“Al alimentarnos de manera balanceada, el sistema inmunológico estará fortalecido y será capaz tanto de defendernos de virus y bacterias y posiblemente también de disminuir la intensidad de las enfermedades infecciosas que se presenten. Por esto, las personas que tienen una mala alimentación, son parte del grupo de riesgo del Covid-19 y de otras patologías”.

A un nivel general, la dieta que incluye todo esto es la mediterránea, considerada el modelo de dieta sana, ya que aporta:

  • grandes cantidades de frutas y verduras
  • lácteos
  • cereales integrales
  • grasas de buena calidad como el aceite de oliva y el aguacate y
  • grasas omega 3 de los pescados.

Uno de los pilares para un buen sistema inmunológico son las vitaminas, esenciales para que el organismo funcione bien, la falta de alguna va a producir una alteración. Con una dieta balanceada se puede tener una ingesta adecuada de vitaminas, con excepción de la vitamina D que se obtiene de la exposición al sol y la alimentación, aunque muchas veces no se cubren los requerimientos necesarios y se amerita tomar un suplemento de dicha vitamina.

Las más conocidas por su rol en las defensas son la A y C. Esta última es la que más se consume para evitar enfermedades respiratorias. Actualmente, se ha visto un rol muy importante de la vitamina D en la prevención de enfermedades respiratorias, incluyendo el Covid-19.

Es importante también no olvidar el hierro, zinc y selenio, son minerales que también ayudan para fortalecer el sistema inmune.

Algunos alimentos que fortalecen las defensas:

  1. Cítricos: kiwis, naranjas, mandarinas, limones, por su alto contenido en vitamina C.
  2. Berries: (arándanos, fresas, frambuesas), por tener antioxidantes.
  3. Verduras: cebolla, ajo, repollo, kale, espinacas, coliflor y brócoli, porque contienen antioxidantes y anticancerígenos.
  4. Zanahoria y calabaza, que aportan vitamina A (carotenos).
  5. Salmón y pescados grasos que contienen ácidos grasos Omega 3 y vitamina E.
  6. Carnes, las que aportan proteínas de buena calidad, esenciales para la producción de anticuerpos, como también hierro, zinc y vitamina B12 .

Se aconseja preferir las carnes blancas y dejar las rojas para máximo dos veces a la semana y, en lo posible, que sean bajas en grasa.

  1. Legumbres por su alto contenido de proteínas, minerales y fibra.
  2. Lácteos, que contienen proteínas y vitamina D.
  3. Huevo: tiene doble beneficio, ya que en la yema se encuentra la vitamina D y las claras son fuente de proteínas de la mejor calidad.

También es de suma importancia el consumo diario de dos litros de líquidos (en adulto), ya sea agua o infusiones de hierbas, porque estar bien hidratado es beneficioso para el funcionamiento de todo el organismo.

Es recomendable evitar alimentos procesados (azúcar, carnes procesadas, harinas blancas, grasas saturadas) ya que producen inflamación en el organismo, lo que perjudica la respuesta inmunitaria.

También es indispensable, hacer actividad física, dormir bien y evitar el consumo de alcohol y tabaco para mantener el sistema inmune en las mejores condiciones.