LIPOESCULTURA A TRAVÉS DE LOS ALIMENTOS


Lipoescultura-tipos cuerpo

Reduce la grasa localizada a través de una buena alimentación.

Para reducir la grasa en las zonas de tu cuerpo donde la tienes acumulada es necesario conocer cuál es tu glándula dominante.

 Existen cuatro glándulas dominantes la pituitaria, las glándulas adrenales, las gónadas y el páncreas. En cada organismo una de ellas es más activa y eso hace que unas personas acumulen grasa en cierta parte del cuerpo, por ejemplo, en el abdomen, mientras que otras la acumulan en la cadera.

Cuando son las glándulas adrenales o glándulas masculinas, la persona acumula grasa en la espalda, el pecho, los brazos y los hombros.

Cuando la glándula dominante es el páncreas la persona acumula grasa en el abdomen y el talle, lo que comúnmente se conoce como cuerpo de manzana.

Cuando la persona acumula grasa en las caderas o piernas es porque trabajan en exceso las gónadas o glándulas sexuales femeninas.

Cuando la persona sube en todas las partes de su cuerpo es porque su glándula dominante es la pituitaria, que controla todas las glándulas del organismo. Se sube como si fuera uno niño acumulando grasa en cara, brazos, hombros, pecho, piernas, muñecas, caderas.

El secreto para eliminar la grasa en zonas localizadas es conocer qué alimentos activan el funcionamiento de cada glándula para reducir su consumo.

Glándulas adrenales:

Si subes de grasa en la parte de arriba del cuerpo, espalda, hombros y brazos, te recomiendo reducir los alimentos que contienen sal y colesterol como los huevos, carne, embutidos, jamón serrano, salchichas, mariscos y quesos grasosos como el manchego o chihuahua.

Elige como fuente de proteínas: pollo y pescado y quesos frescos como el cottage, ricotta y mozarella.

Realiza ejercicios que fortalezcan la parte de abajo del cuerpo como spinning, natación con tabla para patalear y patinaje.

Evita el remo y el nado de croll o mariposa.

Páncreas:

Si tu problema está en la parte media del cuerpo, abdomen, talle, y parte alta de las caderas, evita el consumo de cafeína. La cafeína es una productora de insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas que almacena los azúcares o carbohidratos que se encuentran en la sangre en forma de grasa. Evita el consumo de café, té negro, chocolate y bebidas de cola, y reduce el consumo de carbohidratos, acuérdate que los carbohidratos se encuentran en los cereales, como el pan, las galletas, la pasta, la papa, zanahoria, ejote, elote y en las leguminosas, la fruta, la leche y el yogurt.

Los carbohidratos son cadenas de azúcares que al ser digeridos pasan a la sangre y como es peligroso que los azúcares se queden en las arterias porque pueden dañarlas, el páncreas, que es nuestro sistema protector, produce insulina, la hormona que los almacena en el músculo y en los depósitos de grasa alrededor de la cintura y abdomen.

No elimines los carbohidratos por completo, pero redúcelos a una ración por comida y de preferencia cómelos acompañados de proteína y grasa para que los azúcares que contienen lleguen lentamente a la sangre y no disparen la producción de insulina.

Se recomienda realizar ejercicios que te relajen ya que el estrés también es productor de insulina: puedes relajarte con una caminata ligera, yoga o pilates.

 Gónadas:

Las gónadas son las glándulas sexuales femeninas. Cuando éstas son las glándulas dominantes, la persona produce exceso de estrógenos y los estrógenos aumentan la producción de grasa que termina por acumularse en las caderas y piernas.

Si este es tu problema reduce el consumo de grasa como aceites, aguacate, mantequilla y semillas como las nueces, almendras, pistaches, cacahuates, etc.

Evita el consumo de grasas hidrogenadas como la margarina, manteca o aceites vegetales hidrogenados que se utilizan mucho para la elaboración de papas fritas, tortillas de harina, galletas y pan dulce. Checa las etiquetas y elige productos elaborados sin grasas hidrogenadas, algunos tienen la leyenda: 0 grasas trans.

Otro factor que puede ayudarte a reducir la grasa de las caderas es el yodo. Un buen funcionamiento de la tiroides facilita la quema de grasa de esas zonas. La tiroides funciona con alimentos ricos en yodo como los champiñones, espárragos, palmitos, algas marinas y sal yodada.

Elige ejercicios que fortalezcan la parte de arriba de tu cuerpo como remo, natación en estilo dorso, croll y mariposa. Si decides hacer pesas trabaja más la parte de arriba del cuerpo y pon poco peso cuando realices ejercicios de pierna. Evita el spinning y la elíptica; si decides hacerlo, no le pongas resistencia.

Pituitaria

La pituitaria es la glándula maestra. Esta glándula se activa con el consumo de lácteos, por lo que las personas que suben en todas las áreas del cuerpo deben de evitar el consumo de yogurt, leche, quesos, crema y mantequilla.

Elige una dieta rica en proteínas como pollo, pescado, carne, huevos y jamón.

Evita las pesas con mucho peso, mejor realiza varias repeticiones sin peso o elige ejercicio en que trabaje todo el cuerpo, como caminar, pilates, natación, correr, etc.