TENER UN CEREBRO SALUDABLE


 

Emociones y salud mental

 

TENER UN CEREBRO SALUDABLE

Para tener un cerebro saludable, una de las mejores opciones es comer más alimentos enteros, sin procesar, los llamados alimentos reales. Estos están llenos de vitaminas, minerales, antioxidantes y muchos otros fitoquímicos que nutren las células del cerebro y que incluso ayudan a producir nuevas células.

A la hora de elegir tus alimentos, ten presente que no sólo se trata de las calorías que contienen, si te hacen subir de peso o no, es muy importante elegirlos alimentos que contengan los nutrientes que te van a ayudar a tener una salud óptima, incluyendo la salud de tu cerebro.

Siete alimentos excelentes para la salud cerebral

1.- Cúrcuma. Es una especia amarilla que contiene curcumina, se utiliza en el curry y que es un antioxidante antiinflamatorio. La curcumina es capaz de atravesar la barrera hemato-encefálica, y es la razón por la que actúa como neuroprotector para varios trastornos neurológicos, ayudando incluso a las personas con Alzheimer. Se ha demostrado que ayuda a incrementar la memoria y a estimular la producción de nuevas células cerebrales, proceso que se conoce como neurogénesis.

La cúrcuma tiene otro compuesto bioactivo, la turmerona aromática que puede aumentar el crecimiento de células madre neuronales en el cerebro dependiendo de las concentraciones. Hay algunos hallazgos que sugieren que la turmerona aromática puede ayudar a la recuperación de la función cerebral en enfermedades neurodegenerativas  como el Alzheimer y la embolia cerebral.

2.- Salmón silvestre de Alaska. Las grasas omega-3 que en él se encuentran ayudan a combatir la inflamación en todo el cuerpo, incluido el cerebro.

Un estudio en la revista Neurology, encontró que “las mujeres mayores con los niveles más altos de ácido grasos omega-3… tenían una mejor conservación de su cerebro a medida que envejecían, comparado con aquellas que tenían los niveles más bajos, lo cual podría significar que mantendrían un mejor funcionamiento cerebral en uno o dos años más.”

También hay investigaciones sobre los efectos positivos del omega-3 en el cerebro de los niños.

El salmón silvestre de Alaska, junto con las sardinas y anchoas, son de las mejores fuentes de omega-3.

3.- Brócoli y coliflor. Ambos son buenas fuentes de colina, es una vitamina B que se le conoce por su relación en el desarrollo del cerebro. El consumo de colina durante el embarazo, recarga la actividad cerebral de los fetos en el útero, teniendo como consecuencia mejorar la función cognitiva, el aprendizaje y la memoria. Igualmente, en las personas mayores puede disminuir la pérdida de la memoria a consecuencia de la edad. Los huevos y la carne son otras fuentes de colina.

Aparte de estos beneficios, el brócoli proporciona otros beneficios adicionales, como el flavonoide antiinflamatorio llamado kaempferol y otros tres fitonutrientes que unidos trabajan apoyando los procesos de desintoxicación de tu cuerpo.

4.- Nueces.- Son una muy buena fuente de omega-3 de origen vegetal, antioxidantes y fitosteroles y que se ha demostrado que revierten el envejecimiento del cerebro en estudios con ratas de edad avanzada. El DHA, que es un tipo de grasa omega-3 que estimula la función cerebral, sin embargo, los omega-3 de origen animal son más abundantes que las nueces.

Por otro lado, las nueces contienen otros compuestos neuroprotectores, y también vitamina E, ácido fólico, melatonina y antioxidantes que proporcionan aún más beneficios a tu cerebro.

5.- Apio.- Este vegetal es una rica fuente de luteolina que disminuye la inflamación del cerebro, que es una de la principales causas de la neurodegeneración. También ayuda en las tareas de aprendizaje y  la memoria. Además del apio, los chiles y las zanahorias son buenas fuentes de luteolina.

6.- Aceite de coco.- La glucosa es el principal combustible que el cerebro necesita para tener energía. Sin embargo,  el cerebro también puede funcionar con otro combustible, como las cetonas (cuerpos cetónicos). Estas las produce el cuerpo cuando convierte la grasa en energía al igual que lo hace con la glucosa.

El aceite de coco contiene triglicéridos de cadena media que son una muy buena fuente de cuerpos cetónicos. Estos triglicéridos van directamente al hígado en donde el aceite es convertido en cetonas, el hígado las libera al torrente sanguíneo y así llegan al cerebro para ser utilizadas como combustible.

7.- Moras azules.- En comparación con otras frutas, es relativamente baja en fructosa por lo que se le considera una delas frutas más saludables que existen. Los antioxidante y fitoquímicos que contienen se los relaciona con un mejoramiento del aprendizaje, el pensamiento y la memoria y con la reducción del estrés oxidativo neurodegenerativo. La mora azul silvestre tiene un alto contenido de antioxidantes y antocianinas y por lo tanto se le conoce como protectora contra el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.

Las moras azules silvestres han demostrado reducir algunos de los efectos de la inflamación sistémica por la hipertensión y en consecuencia eso es benéfico para la salud del cerebro.